+562 2 2363250

Electrocoagulacion 50 GPM

$0

Contactar a un ejecutivo

Descripción

ELECTROCOAGULACION

Sistema de Electrocoagulación 50 GPM

El tratamiento de aguas residuales mediante el sistema de
electrocoagulación se define como la desestabilización de especies
químicas suspendidas o disueltas presentes en una solución, producto de
la aplicación de una diferencia de potencial eléctrico por medio de un
método cátodo–ánodo inmerso en una solución de agua por tratar.

El tratamiento de aguas residuales
mediante el sistema de electrocoagulación se define como la
desestabilización de especies químicas suspendidas o disueltas
presentes en una solución, producto de la aplicación de una diferencia
de potencial eléctrico por medio de un método cátodo–ánodo inmerso en
una solución de agua por tratar.

Como consecuencia y en el transcurso de dicho proceso
electrolítico, las especies catiónicas producidas en el ánodo entran a
la solución, reaccionando con las demás especies formando óxidos
metálicos y precipitando los respectivos hidróxidos. A diferencia de la
coagulación química, que es el origen del coagulante, en la electrocoagulación el catión proviene de la disolución del ánodo metálico, ya sea fierro o aluminio.

Las condiciones de operación de un sistema de electrocoagulación
son muy dependientes de las condiciones químicas, pH, tamaño de
partículas del agua por tratar y especialmente de su conductividad. El
tratamiento general de las aguas residuales requiere aplicaciones bajas
de voltaje (menos de 50 voltios), con amperaje variable y de acuerdo
con las características químicas del agua.

Así, los consumos de energía varían entre 0.1 a 1.0 KWh/m3 y el
desgaste de material está directamente relacionado con la corriente
aplicada al sistema (amperaje) y el tiempo de residencia hidráulica del agua residual en la celda de electrocoagulación. Se calcula que los electrodos deben reemplazarse una o dos veces por año.

El sistema de electro-coagulación funciona en forma automática,
mediante controles electrónicos que regulan la corriente y voltaje, de
acuerdo con los cambios en la calidad del agua residual por tratar,
dados por su resistividad.

La producción o generación de lodos está directamente
relacionada con el nivel de contaminación del agua residual y de las
especies catiónicas (fierro), que se disuelven en el agua de acuerdo
con la corriente aplicada a los electrodos. En todo caso, la generación
de lodos es menor que un sistema químico o biológico convencional. Se
obtiene un lodo más compacto (dado el fierro o el aluminio), con un
nivel de humedad entre 97 a 99 por ciento.